REFORMAR O REHABILITAR

Cuando surge un problema de filtraciones en una cubierta, recurrir a una reparación concreta y puntual puede ser suficiente. Sin embargo, hay veces en las que por la magnitud del problema o por la antigüedad del inmueble, resulta más aconsejable llevar a cabo una rehabilitación integral. El tipo de trabajo es muy distinto en ambos casos ya que no es lo mismo reparar que rehabilitar.

Los trabajos de reparación hacen referencia a aquellas tareas menores que se abordan de manera parcial y que se acometen con el fin de arreglar daños puntuales que pueden haberse producido por la rotura de una teja, la presencia de grietas en un desagüe o la pérdida de estanqueidad en las juntas de los diferentes elementos de  un tejado. En definitiva, pequeños problemas que suelen generar goteras y filtraciones y que, de  no atajarse a tiempo, pueden crear situaciones de mayor gravedad que repercutan negativamente en la estructura del inmueble.

Pero si se confirma que una reparación en el tejado no basta  para resolver el contratiempo, es el momento de acometer una rehabilitación integral. Esto implica la necesidad de levantar la superficie entera. Generalmente se realiza en  dos fases: una primera etapa de impermeabilización y otra de aislamiento térmico. Si bien son operaciones diferentes, lo más común es que se decida acometer ambas para acabar de una vez por todas con los problemas de humedad del tejado y para aislarlo térmicamente.

El sistema de aislamiento térmico y acústico servirá para garantizar una vivienda más aislada, protegida y eficiente en términos energéticos,que, por otra parte, es una exigencia legislativa que actualmente está recogida en el Código Civil de Edificación. Como resultado, la  edificación será más confortable y experimentará un notable descenso en el consumo de calefacción y/o aire acondicionado. La  impermeabilización realizada de forma efectiva y con materiales de calidad evitará futuros problemas de humedad y podrá garantizar una vivienda seca y libre de las filtraciones provocadas por el agua de la lluvia.

En definitiva, la opción de reparación o de rehabilitación dependerá de la complejidad del problema. En cualquier caso, tanto en un caso como en otro, lo importante es que el tejado quede en perfecto estado para asegurar la protección adecuada del inmueble.


Recomendado por BIG MAT Asurmendi

 

Fuente: Impermeabilizaciones Olabarria
Imagen: PIxabay

 

Port Relacionados

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.