CLAVES EN CERÁMICA.

Para realizar proyectos únicos mediante la cerámica no hace falta obrar milagros. El secreto consiste en tener las ideas claras y ceñirse a ellas una vez emprendida la aventura. Y es que algo que puede parecer sencillo en el punto de partida puede complicarse, y mucho si se comienzan a introducir variaciones. Y, por supuesto, la práctica, cómo no, será  otro gran aliado para aprender y mejorar en la ejecución de la obra.

Una fórmula que puede servir de base antes de afrontar una empresa de este tipo consiste en responder a tres preguntas: 1- qué es susceptible de modificación en una baldosa cerámica; 2-  qué elementos se necesitan para realizar dicha modificación  y 3-cuál va a ser la estrategia de fabricación que se va a aplicar.

1- En los cambios que pueden introducirse en una baldosa, se incluyen el color, el formato, el soporte, la durabilidad e higiene, los efectos superficiales…Es decir, son variables de diseño que deben ser primero definidos para después dar con el producto en el mercado o con la forma de fabricarlo.

2- Para identificar los elementos que van a servir para ejecutar la idea de proyecto que se tiene, es recomendable tratar de trasladar el concepto a una hoja de papel (también valen otros materiales como la plastilina, cartulinas, barro…etc). Se trata de delimitar perfectamente cuáles son las partes que van a conformar la baldosa y que van a hacer posible su correcto funcionamiento. Una mente abierta permitirá descubrir piezas que no suelen ser consideradas como tales. Así la junta cerámica o el modo de colocación pueden marcar una diferencia y ayudar a  crear productos muy originales.

3- La materialización de la idea es la última parte del desarrollo. Y la más complicada. Lo más recomendable es visualizar la pieza teniendo en cuenta los productos cerámicos que existen en el mercado a nivel industrial. Hay que preguntarse si alguno de ellos (incluso con alguna modificación) podría  cumplir la función que se pretende satisfacer. En caso negativo, no hay por qué descartar la posibilidad de crearlo desde cero.

Evidentemente nunca  hay que perder de vista otros aspectos cruciales de cualquier proyecto de diseño cerámico como son el presupuesto, la forma, función y proceso de producción. Pero todos ellos se resuelven mucho más fácilmente cuando se han aclarado los apartados anteriores. Recordar la importancia de una idea definida y mantener la ilusión creativa constituirán la base para el desarrollo de proyectos sorprendentes.

Recomendado por BIG MAT ASURMENDI.

 

Fuentes: cerámicaamanoalzada.
Imagen: Dreamstime.

Port Relacionados

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.