CONSTRUYENDO EMBALAJES.

Con el boom de las compras por internet, los servicios de paquetería están a la orden del día en cuanto a la optimización de diseño de envoltorios y cajas que permitan resguardar de posibles daños durante el transporte hasta los aparatos más frágiles. Así, olvidando el clásico plástico de burbujas, hoy en día las nuevas espumas técnicas garantizan una forma constante y moldeable para una máxima protección del producto que va a ser enviado.

De hecho, muchos de los diseños de aislamiento de la actualidad tienden a ser de tipo bloqueante (que encajan por arriba y abajo) con la forma interior y exterior del producto confeccionados expresamente para la caja gracias al troquelado o termoconformado. Y es que, cuando la base del material es óptima, la creatividad entra en juego con toda su fuerza.

Las siguientes son las espumas técnicas más avanzadas que permiten el envío y la presentación de objetos de manera ordenada según las necesidades y exigencias de cada fabricante.

  • Poliuretanos en base polieter y poliéster (PUR): generalmente se fabrican en bloques, planchas y rollos, desde 3 mm a 1 m.  en gris antracita y blanco, aunque admiten variedad de colores. Permiten el fresado, troquelado y laminación de adhesivos. Se utilizan como protectores en transporte, pero también como relleno en textiles, muebles, esponjas… densidad hasta 60 Kg/m3
  • Polietileno reticulado químicamente (PE-Q) y físicamente (PE-F):  Se presentan principalmente en rollos. Sus densidades varían entre 25 y 190 Kg/m3. Los que presentan mayor densidad también se utilizan como aislantes acústicos, como solución para vibraciones, juntas, etc.
  • PVC: la espuma de cloruro de poli vinilo también en formato rollo. Su densidad llega hasta 400 kg/m3 y generalmente es blanca o negra, aunque hay una gama de tonos intermedios. Se utilizan como juntas de estanqueidad, mantas para confort de animales y también en ocio y deporte.
  • Poliestireno expandido: se fabrica en planchas, con densidades entre 10 y 30 Kg/m3. Se utiliza también en electrodomésticos y aislamientos térmicos, admite el corte y el fresado, así como la laminación de adhesivos
  • Espumas de melamina: su característica principal es que puede ser ignífuga. Se utiliza además como absorbente acústico.
  • Cauchos celulares, esponjosos y compactos en EPDM, SBR, NR, CR, NBR: se fabrican en planchas y en rollo, con espesor estándar a partir de 3 mm. Su color habitual es el negro y parte de una densidad mínima de 90 kg/m3 hasta 250 kg/m3. Se utilizan por lo general como juntas anti impacto, vibración, amortiguación…
  • Caucho microporoso EVA: La conocida goma EVA, es un caucho de etil vinil acetato, de célula cerrada. Presenta buena resistencia mecánica y una amplia gama de densidades (de 30 a 200 kg/m3) y una variedad importante de colores

Gran cantidad de estos productos, además de encontrarse en embalajes, también poseen aplicaciones directas en la construcción, como acondicionadores acústicos, ya que la mayoría son fonoabsorbentes y con propiedades aislantes. A ellos se suman curiosos modelos como la espuma expansiva con componentes que se mezclan y se expanden con el producto en el interior del embalaje. Una prueba más de que los materiales en paquetería están en contínua evolución.


Recomendado por BIG MAT ASURMENDI.
Artículo de teoriadeconstruccion.net
Imagen: Pixabay.

Port Relacionados

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.