EN BLANCO.

El color es uno de los elementos clave de la decoración de la casa porque es capaz de iluminar todos y cada uno de sus rincones. En esencia, su elección constituye una parte fundamental en el momento de configurar el aspecto final que tendrá cada una de las estancias de nuestro hogar.

Tanto es así que la elección del color llega a afectar, no sólo al ambiente, también a las proporciones aparentes del espacio. Este es el caso del blanco, el color no-color, que tiene la virtud de iluminar, ampliar, dotar de empaque o sobriedad allí donde se emplee.

A través de sus diferentes tonalidades y gracias a ser la síntesis perfecta donde los colores primarios se mezclan, conseguimos un efecto de pureza que oscila entre los blancos tendencia, los clásicos y, por último, los tonos más contemporáneos. Las colecciones de pavimentos y revestimientos cerámicos exploran la increíble gama cromática que se consigue a partir de los pigmentos blancos.

El blanco como leitmotiv

Los blancos tendencias aportan un tono natural ideal para los proyectos que buscan ambientes sosegados y también sofisticados. Estos efectos se consiguen con las diferentes tonalidades de las baldosas cerámicas que oscilan desde el té blanco, la seda, el blanco grano de arena o el blanco flor de loto.

Si vamos un paso más allá, los espacios principales de la casa pueden parecer más amplios si revisten sus suelos y paredes con blancos de inspiración marmórea, que ofrecen continuidad en cada una de sus líneas. El empleo de las piezas en un formato cuadrado extra grande amplifica el nivel de elegancia del concepto decorativo. Por su parte, el efecto natural de la veta y el acabado mate aporta homogeneidad al conjunto.

Blanco vibrante

Uniformidad y equilibrio se dejan a un lado para ofrecer propuestas de interiorismo donde la cerámica aporta toda la personalidad y el optimismo en total blanco, alegre y puro. El uso de revestimientos con acabado brillante responde a la intención de generar un volumen vibrante en constante cambio. Este efecto se ve incrementado por la propuesta de los diseñadores de colocar piezas pequeñas de diferentes tamaños, incrementando la sensación de espacio único y con toques muy personales.

Otras opciones para conseguir una decoración clásica a partir de las propuestas cerámicas de las marcas españolas pasan por el empleo del blanco atemporal de toda la vida, al que se unen diferentes tonos suaves que son ideales para realzar de forma sencilla detalles del interior de las diferentes estancias de la casa. Nos referimos al blanco puro, blanco primavera, nube, crema, marfil y, por último, blanco camelia o perla.

La sobriedad se mide en niveles de blanco

La luminosidad se transforma en calidez gracias a la discreción ofrecida por el blanco denso y sereno que proponen algunas colecciones de revestimiento y pavimento cerámico de estilo contemporáneo. Ciertas tonalidades del blanco resultan ideales para aportar serenidad a espacios en los que se desarrolla la vida en común en las casas, como la cocina o el office. Sobriedad y simetría también pueden incorporarse a través de la uniformidad de baldosas cerámicas de formato cuadrado y rectangular para suelo y paredes.

Por último, para seguir dotando de suavidad a los interiores, los blancos contemporáneos refuerzan la apuesta por el blanco como elemento fundamental de la decoración a través de la vitalidad y fuerza del blanco vainilla, cielo de las piezas cerámicas.

Calma total

La relación de luminosidad y serenidad que ofrecen las diferentes tonalidades de blancos se unen a la necesidad de tranquilidad que aporta el blanco apagado y, en concreto, los tonos más cercanos a la camelia. Una elección para dotar de intimidad y descanso a nuestro espacio más personal. Una fórmula para crear rincones rítmicos gracias a los revestimientos cerámicos de pared que aprovechan al máximo la colocación de las piezas pequeñas.

Conexión en blanco

La naturalidad es un paso más en el recorrido por un espacio que quiere abrirse al exterior. En el mundo cerámico hay infinidad de formatos, por lo que es preciso pensar primero en el entorno y los detalles más adecuados para cada proyecto. Los blancos que se inspiran en maderas de esa tonalidad dan un aporte de sencillez a las estancias. Si, además, empleamos listones cerámicos, el resultado se vuelve sofisticado y exquisito. Un material que, sin perder su esencia, aporta resistencia y durabilidad a la zona que queda al aire libre.

Recomendado por BIG MAT ASURMENDI.

Artículo de mireformaconceramica.es/
Imagen: Keraben.

Port Relacionados

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.