AISLAMIENTOS PROYECTADOS.

Cómo aislar un techo con aislamiento proyectado para obtener una reducción importante del frío en las viviendas.

Si se presta atención a la tipología de las viviendas, es sencillo percatarse de que tanto los edificios de colectivos en bloques como, en ocasiones, las viviendas independientes o unifamiliares disponen de zonas de techos expuestas al exterior, algo que suele llevar a la necesidad de realizar un aislamiento térmico de techo.

En viviendas colectivas (bloques de pisos) es habitual que la parte inferior de las viviendas de la primera planta coincidan con locales comerciales, garajes, soportales o que directamente sean expuestos al exterior. Esto provoca que sean muy frías en invierno, ya que el las bajas temperaturas se filtran fácilmente a través de esos techos. También los suelos de estas viviendas, que no dejan de ser techos en su parte inferior, serán igualmente fríos.

En el caso de viviendas independientes o unifamiliares puede ser que este tipo de techos coincida con un  garaje o bodega; o, directamente, en un forjado sanitario que eleva la estructura de la vivienda del contacto con la tierra. Para esta tipología de viviendas es muy práctica y eficiente la solución de aislamiento mediante proyección sobre los techos de esas zonas exteriores o no calefactadas.

Los aislamientos térmicos proyectados pueden ser de 2 tipos: proyección en húmedo y proyección de poliuretano rígido proyectado. La proyección en húmedo es la aplicación de materiales aislantes. Requieren ser humedecidos con agua para que se adhieran al soporte a aplicar, ya que una vez secos provocan el fraguado del material.

Los materiales de mayor calidad son:

Celulosa:

  • Se obtiene del reciclado de papel de periódico sin utilizar, al que se añaden aditivos naturales
  • Baja conductividad térmica – 0,039 w/mk
  • Alta resistencia térmica
  • Buen comportamiento al fuego – Euro clase B
  • Alta absorción acústica – 0,70-090 alfa
  • Muy alto calor específico – 2110 julios
  • Muy alto desfase térmico
  • No hidrófilo – Mal comportamiento frente al agua

Mortero térmico de lana de roca:

  • Se obtiene del calentamiento de rocas basálticas
  • Baja conductividad térmica – 0,038 w/mk
  • Alta resistencia térmica)
  • Excepcional comportamiento al fuego – Euro clase A1
  • Muy buen comportamiento acústico – 0,70-090 alfa
  • Bajo calor especifico – 825 julios
  • Bajo desfase térmico
  • Hidrófilo – No absorbe agua y no se pudre

 Supafil sistema JETSPRAY:

  • Baja conductividad térmica – 0,034 w/mk
  • Ecológico, disminuye las emisiones de CO2.
  • No combustible. Certificado Euroclase A1.
  • Resistente a la humedad.
  • Hidrófugo – Barrera contra la humedad.
  • Limpio, no sirve de soporte nutritivo a hongos ni bacterias.

En cuanto a la Proyección de poliuretano rígido se trata de la técnica de aplicación del producto de aislamiento térmico de poliuretano. Es un producto de aislamiento Bi componente ( Poliol+ isocianato) que, aplicado a un temperatura determinada, ofrece grandes prestaciones térmicas y adhesión sobre cualquier soporte y espesor. Sus características son:

  • Excepcional conductividad térmica – 0,028w/mk
  • Excepcional resistencia térmica
  • Bajo comportamiento al fuego – Euro clase E
  • No tiene prestaciones acústicas
  • Bajo calor específico – 575 julios
  • Hidrófilo – Excepcional comportamiento frente al agua o la humedad

¿Cuál va a ser la solución para tí?



Escrito por Ecogreenhome.
Imagen: Sonditej.

Recomendado por BIG MAT ASURMENDI, tu tienda profesional de materiales de construcción.

Port Relacionados

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.